Certificador energético oficial en Madrid – Geoda arquitectura.

Los propietarios que quieran arrendar o vender un inmueble a partir del 1 de junio deberán disponer de un certificado de eficiencia energética de la vivienda, que costará unos 80 euros + IVA, sin contar las tasas administrativas, según Geoda Arquitectura, una de las empresas que expedirán estos documentos. Los propietarios que no adquieran esta etiqueta a sus casas e intenten comercializarlas se enfrentan a multas de hasta 6.000 euros.

A partir del 1 de junio de 2013, todos los edificios, pisos, locales u oficinas que se quieran vender o arrendar en España necesitarán contar obligatoriamente con una etiqueta de eficiencia energética, que determinará, como ya pasa con los electrodomésticos, qué categoría energética tiene el inmueble en cuestión, en función del consumo de energía que necesita para tener unas condiciones normales de funcionamiento y ocupación.

Esta calificación se representa mediante una escala de siete letras, en la que la A constituye la eficiencia máxima y la G, la menor.

El propietario del inmueble se deberá encargar de contratar a un profesional que realice la calificación y, posteriormente, de registrar dicho documento en un registro de su comunidad, adquiriendo así el carácter de certificado. Arquitectos, arquitectos técnicos e ingenieros y técnicos industriales son los profesionales habilitados para realizar este tipo de certificaciones.

Geoda Arquitectura, una de las empresas de arquitectura de España, ha creado un departamento específico a través de la que efectuará estas calificaciones oficiales.

Según el director general de Grupo Oiko Diseño y Arquitectura S.L, Manuel Álvarez Váquez, la horquilla de precios para la realización de estos servicios es muy amplia, dado que habrá “una competitividad muy elevada”, aunque en su caso se situará en unos 120 euros para un piso de tipo medio, tasas administrativas a parte. “Nosotros somos una empresa especializada y podremos ofrecer precios competitivos muy ajustados”, señala M. Álvarez.

El directivo de Geoda Arquiectura explica que el certificado de eficiencia energética “permitirá conocer mejor el mercado y favorecerá la promoción de inmuebles con un menor consumo energético”.

En su opinión, el 90% de los inmuebles españoles son poco o nada eficientes y actualmente tendrán una calificación energética de entre E y G. “Están bastante mal situadas, pero con pequeñas actuaciones de mejora se podría alcanzar una mejora sustancial”, subraya el experto.
M. Álvarez se muestra convencido de que a la hora de arrendar o comprar un inmueble cada vez se tendrá más en cuenta esta certificación, por lo que las viviendas que tengan una calificación deficiente se verán obligadas a ajustar aún más el precio de venta o alquiler.

Además, por la evolución política – económica, se presupone que en breve se obligará a adecuar los inmuebles existentes a una calificación mínima, incentivando así el sector de la construcción.

This entry was posted in Arquitectura, Construccion. Bookmark the permalink.

Comments are closed.